Mediación y convivencia en los centros escolares

 

           Trabajar para que en nuestra sociedad las relaciones humanas se caractericen por la paz y la amistad es una tarea a la que nadie puede renunciar. Las bases de esta amistad entre las personas se fundan en la capacidad de los seres humanos de vivir juntos.

          Una buena convivencia empieza en casa, se fortalece en los centros educativos, y se multiplica en todos los espacios donde nos relacionamos con otras personas: el trabajo, la escuela, la calle, el transporte público, en cada rincón donde se encuentran dos o más individuos; la riqueza de nuestra convivencia determina también nuestra calidad de vida.

          Los centros educativos, desde hace unos años están implementando toda una serie de programas y estrategias encaminadas a dotar a la comunidad educativa de competencias que les permitan proponer soluciones creativas y pacíficas a las situaciones de conflicto que puedan producirse en el centro escolar.

     La mediación en esta tarea de apoyo a esta escuela de la paz, aporta su pequeño grano de arena, a los centros escolares ofreciendo una nueva perspectiva del conflicto, puesto que la convivencia no es algo innato en los seres humanos, sino que es necesario aprenderlo. Entendemos que el tratamiento adecuado del conflicto, es un elemento importante dentro del proceso educativo que se imparte en las aulas. La promoción de la convivencia pacífica en los centros escolares se acomete, teniendo en cuenta que nos encontramos en un ámbito de educación, donde la convivencia en las aulas se tratará, como una dinámica de relaciones basadas en la aceptación de la diversidad, fomentando el respeto, la igualdad y la responsabilidad, utilizando el diálogo como herramienta para la participación y para la transformación positiva de las situaciones de conflicto.

               El conflicto y los problemas de convivencia en el centro escolar, es una realidad cotidiana y natural, que no necesariamente debe ser entendida como algo negativo, sino que debemos entenderla como una oportunidad de crecimiento y aprendizaje personal que nos va a enriquecer de una manera positiva.

 

               La mediación escolar como herramienta de gestión del conflicto, nos proporciona nuevos espacios de diálogo, donde poder tratar los problemas de una manera respetuosa y dinámica, buscando la solución más satisfactoria para las personas afectadas por este.

“el aprendizaje de la convivencia no puede ser una tarea ni improvisada ni sujeta a una mera intervención verbal en un momento determinado, necesita de una planificación…”.

by Juan A. Muñoz kaukus mediación 3 de abril de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *