¡Comienza un nuevo curso escolar con nuevas ilusiones y nuevos retos educativos!

 

Comienza un nuevo curso escolar y como cada año los niños y niñas acuden expectantes a su primer día de colegio con nuevas ilusiones; clase nueva, profesores nuevos, nuevos compañeros/as. Parece que de una manera mágica todo vuelve a empezar un poco de cero.

Para los docentes también comienza un nuevo reto, comenzar una nueva aventura de aprendizaje, donde intentarán transmitir a sus alumnos y alumnas todos esos conocimientos, que poco a poco los irán convirtiendo en ciudadanos y ciudadanas capacitados/as para incorporarse a la sociedad y poder desarrollar una vida autónoma y plena.

            El reto de la educación hoy en día es importante, pues ya no son válidos los esquemas de aprendizaje anteriores. Estamos inmersos de lleno en la era digital y las demandas de aprendizaje están cambiando. Según un informe del Foro Económico Mundial, algunas de las habilidades más importantes que se demandarán a los nuevos profesionales del futuro serán; la creatividad, la comunicación, el manejo de conflictos, la inteligencia emocional y la coordinación y colaboración en los grupos de trabajo.

            La sociedad del siglo XXl demanda una educación completa, que incluya esos conocimientos básicos en matemáticas, ciencias, lengua e idiomas, etc., pero que también de una manera paralela incorpore estas otras habilidades personales y sociales al currículo escolar. Y para ello tendremos que contar con docentes sensibilizados, comprometidos, motivados y valientes, dispuestos a asumir la responsabilidad formativa que la sociedad deposita en ellos. La nueva educación del siglo XXI necesita contar con docentes capacitados y convencidos, para que realicen una transformación importante de los planteamientos y objetivos educativos, incorporando de una manera trasversal el aprendizaje de estas habilidades que vemos que serán muy importantes para alcanzar el éxito personal y profesional en el futuro más cercano.

            Por todo ello animo a todos los docentes y a los equipos directivos para que empiecen este nuevo curso escolar 2018-2019, realizando ese cambio de paradigma educativo, y construyan una escuela motivadora, alegre y divertida, donde se forme a los alumnos y alumnas poniendo en valor cualidades personales tan importantes como; la curiosidad, la imaginación, la iniciativa, la participación, la persistencia, la flexibilidad y la sensibilidad social y cultural.

            ¡Felicidades por la  importante labor que desarrolláis y ánimo, el reto es grande pero muy ilusionante!

Por Juan A. Muñoz Lorenzo, Kaukus mediación – septiembre 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *